Ayuda Psicológica en Línea Web Oficial

viernes, 23 de mayo de 2014

EVITANDO LA DEPRESIÓN (2ª parte): ¿Cómo saber si estoy deprimido?


Qué triste es escuchar a alguien que no se escucha a sí mismo. 
- Noël Coward


En esta breve entrada revisaremos algunos aspectos de terminología clínica, intentaré “traducirlos” y ser lo más claro posible para una fácil comprensión.

La herramienta que utilizamos los profesionales de salud mental para diagnosticar trastornos es el DSM-IV (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders), el manual proporciona información clara y descripciones que nos ayudan a evaluar la salud mental.

El DSM-IV expone las características básicas de la Depresión Mayor de esta forma:

Durante al menos DOS SEMANAS, presencia casi diaria de al menos CINCO de los siguientes síntomas, incluyendo el 1° y/o el 2° necesariamente:

  • Estado de ánimo decaído
  • Disminución del placer o interés en cualquier actividad
  • Aumento o disminución de peso/apetito
  • Insomnio o hipersomnio
  • Agitación o enlentecimiento psicomotor
  • Fatiga o pérdida de energía
  • Sentimientos excesivos de inutilidad o culpa
  • Problemas de concentración o toma de decisiones
  • Ideas recurrentes de muerte o suicidio


En la actualidad el periodo de dos semanas para diagnosticar a alguien como “clínicamente deprimido” ha sido un tema controvertido y ha generado polémica entre los expertos de la salud mental, ya que para algunos establecer un periodo de tiempo tan corto para diagnosticar depresión es aventurado si no se toma en cuenta el CONTEXTO en que ocurren estos síntomas.

Otro punto de referencia importante es evaluar nuestro “desempeño personal” y el impacto que ha ejercido sobre nuestra calidad de vida. Es decir si los síntomas que experimentas te impiden realizar actividades básicas para satisfacer tus necesidades, por ejemplo: una persona que deja de trabajar o comer al grado de poner en riesgo su estabilidad financiera o su salud física. 

Proporcionamos el siguiente enlace al Inventario de la Depresión de Beck una herramienta sencilla y auto-aplicable donde podrás obtener una evaluación orientativa.

Ante todo resaltamos que el objetivo de esta guía es ofrecer información práctica para ayudarte a prevenir la depresión y de ningún modo sustituye el trabajo realizado durante terapia formal. Toma en cuenta que no es lo mismo prevenir una depresión que intentar enfrentarla por cuenta propia, la depresión es un asunto de cuidado y la ayuda psicológica profesional es obligatoria. Si  aún con esta información te resulta difícil saber si estás deprimido es razón suficiente para que pidas ayuda profesional directa.


Reconocer la depresión

BOTONES SHARE THIS