Ayuda Psicológica en Línea Web Oficial

viernes, 5 de septiembre de 2014

¿Como puedo saber si mi hijo sufre Bullying?

Este problema ha existido desde ya muchos años atrás, desde que nosotros éramos niños o nuestros mismos padres eran niños, sin embargo hoy en día es más frecuente encontrarse casos de acoso escolar, principalmente en los niveles primaria y secundaria, que es el proceso de entrada a la adolescencia.

Tanto maestros como padres tenemos la obligación de informarnos sobre lo que está ocurriendo hoy en día y así poder prevenirlo o saber actuar en el caso de que nuestro hijo o hija pueda ser víctima.

Cuando vivimos esta situación muchas veces lo más difícil es poder detectarlo, porque nuestros hijos pueden sufrir tanto  miedo que no se atreven a contarlo en casa o siente vergüenza por ello o no quieren preocupar a sus padres o piensan que son cosas de niños que no les van a interesar.  Sin embargo nosotros podemos poner más atención a ciertas actitudes en nuestros hijos que nos puede dar la respuesta a nuestra pregunta.

Si tu hijo tiene alguna de las siguientes conductas puede estar sufriendo de acoso escolar:
  •   No quiere ir a la escuela
  •   Siempre es el último en salir de la escuela
  •   Se ve triste y con cambios de animo
  •   Muestra dolor físico o llora
  •   Tiene moretones o heridas
  •   Desaparece su dinero u objetos personales sin explicación lógica.
  •   Esta demasiado distraído
  •   No quiere salir con amigo o compañeros
  •   No habla de la escuela
  •   Bajan sus calificaciones
  •   Tiene pesadillas o sueño interrumpido


Si detectamos alguno de estos comportamientos es muy importante prestar más atención y hacer algo a tiempo por nuestros hijos, ya que podría causarles un daño grave en su autoestima y en su estabilidad emocional. Como padre debemos mantener siempre una relación de confianza con ellos y también con su medio social, como la escuela, sus maestros, directores y amigos o compañeros más cercanos, para saber lo que pasa en su entorno.

No hay que dejar que pierdan su confianza, su seguridad y esas ilusiones que nacen al ser adolescentes.

BOTONES SHARE THIS