Ayuda Psicológica en Línea Web Oficial

miércoles, 6 de mayo de 2015

¿COMO SABER SI MI HIJO TIENE UNA NECESIDAD EDUCATIVA ESPECIAL?

dificultad aprendizaje

En la actualidad es común escuchar “mi hijo tiene problemas en la escuela” o incluso, “mi hijo no puede con ciertas actividades”; sin embargo, ¿eso significa que el menor tiene una Necesidad Educativa Especial?

Las Necesidades Educativas son las que presentan los alumnos a lo largo de su escolaridad y que implican ayudas pedagógicas de tipo personal, técnico o material para el logro de fines educativos. A partir de lo anterior podemos notar que Necesidades Educativas es un concepto muy amplio, y que al toparnos con dificultades en alguna materia requerimos ayuda, ya sea de nuestros padres, alguna asesoría especial por parte del docente, o un enfoque diferente para lograr comprender mejor el tópico.


Sin embargo, cuando un alumno requiere ayudas adicionales, menos comunes y diferentes para el logro de las actividades propuestas en clase, sus Necesidades Educativas son Especiales.

Para Blanco y cols. (1992), “un alumno tiene NEE cuando presenta dificultades mayores que el resto de los alumnos para acceder a los aprendizajes que se determinan en el currículo que le corresponde por su edad y necesita, para compensar dichas dificultades, adaptaciones de acceso y/o adaptaciones curriculares significativas en varias áreas de ese currículo”.

Se debe tomar en cuenta que este concepto no solo se refiere a niños con minusvalía física, psíquica o sensorial, ya que los menores con dificultades o inadaptación social, cultural y escolar también requieren atención.

Después de leer estos conceptos debemos preguntarnos como padres si nosotros somos los únicos que perciben que el alumno está teniendo dificultades en la escuela. Como primer paso debemos hablar con el docente, quien es el que interactúa con el menor dentro de la escuela, y preguntar por su desempeño.

Antes de empezar a decir que un niño tiene una NEE, es necesario hacer una evaluación psicopedagógica interdisciplinaria (maestro regular, maestro de educación especial, psicólogo, etc.), que con la aplicación de instrumentos que permitan identificar y precisar los conocimientos, habilidades, destrezas, conductas y actitudes, permitan analizar al alumno. Posteriormente deben presentar un informe de resultados, en el cual se mencionará si el alumno tiene o no alguna NEE, una descripción de las dificultades, capacidades y potencialidades, y algunas sugerencias, tanto para el padre de familia como para el maestro regular.


Finalmente, debes tomar en cuenta que el aprendizaje de cada niño es diferente y cada uno lleva su propio ritmo, y que ya sea que tu hijo tenga o no una NEE, el apoyo que le brindes es parte indispensable para su desarrollo dentro y fuera de la escuela.    

BOTONES SHARE THIS