Ayuda Psicológica en Línea Web Oficial

jueves, 28 de mayo de 2015

¿Qué me influencia cuando elijo pareja? (Arquetipos segunda parte)

“Mi esposa es muy controladora, siempre está diciéndome qué debo hacer y qué no. No confía en mí, creo que me ve como un niño”
Varón de 38 años. Estudiante de maestría.



En esta parte hablaremos con más detalle de los modelos o arquetipos que se encuentran en nuestro inconsciente y que nos llevan a buscar empatar con ciertas personas a la hora de buscar pareja. No hay arquetipos puros en la realidad, todos representamos a más de uno, pero algunas veces en nuestra vida transitamos con más fuerza con alguno  de ellos.

En la primera parte habíamos mencionado los arquetipos femeninos según el psicólogo Suizo Carl Jung: la madre, la amazona, la mariposa y la médium. Mientras que los masculinos son: Rey, Mago, Guerrero y Amante.

La madre

La mujer que encarna este arquetipo es primordialmente protectora, da cuidados y atenciones. Recordemos que cada arquetipo tiene un rostro luminoso y otro rostro oscuro.

La parte luminosa de la Madre está plagada de cuidados para el hogar y sus miembros, mantiene en alta estima el perdón y el consuelo. Es la mujer que está al pendiente de los alimentos del cuerpo y del alma. Cuida con esmero la salud de los miembros de la familia. El hombre que se enganche con una mujer así es aquel que tiene dificultades para valerse por sí mismo en ámbitos no laborales. Si esta unión se torna oscura o se va del lado oscuro el varón poco a poco va perdiendo más y más independencia y se vuelve incapaz de tomar decisiones por sí mismo aún en ámbitos fuera del hogar. Puede ceder tanto su voluntad a su pareja (madre) hasta sentirse en una jaula mental que le obstruye ser independiente y tomar decisiones por sí mismo.


La Amazona.

Es la mujer que encarna la fortaleza, la practicidad, la capacidad, la generación de recursos. En su fase luminosa es capaz de hacer frente a la realidad y a cualquier problema, es la eterna resolvedora de problemas. Sin embargo cuando se manifiesta su lado oscuro es fría, rígida, dogmática y esclava de lo que debe ser, es muy dominante hasta llegar a ser manipuladora. Generalmente los hombres que se enganchan con este tipo de mujer son aquellos hombres con alto grado de dependencia que buscan quien los saque de aprietos económicos sobre todo y que al mismo tiempo se condenan a sí mismos a callar y a obedecer. Ella es la dueña de la fuerza y en ocasiones tiende a la violencia física y psicológica cuando está en su lado oscuro.


La Mariposa

Es el tipo de mujer que se encuentra siempre muy bien arreglada, cuida cada detalle de su aspecto físico, su presencia no pasa desapercibida. En su parte luminosa son divertidas, buenas anfitrionas y comunicadoras y también les encanta ser el centro de atención, pudiendo cantar  bailar, actuar, les gusta ser admiradas y aplaudidas. Tienen alto sentido estético y les encanta el amor por la cultura.

Su lado oscuro es de una mujer inestable, caprichosa, promiscua y con un dejo de adolescente eterna, con incapacidad de mantener lealtad en una relación. Un varón que se engancha con una mujer mariposa generalmente tiende a buscar una pareja de ese tipo para exhibirla como trofeo y en el fondo subir su autoestima.




La Medium

Es el tipo de mujer intuitiva, espontánea, jubilosa, creativa. Que tiende a ser muy sabia con el paso de los años, generalmente su sabiduría viene de que presta atención a los acontecimientos de la vida e introspecciona cada situación para sacarle el mayor aprendizaje. La parte oscura es muy caótica, desestructurada y puede llegar a  fanatismos, delirios místicos, artísticos y  filantrópico sociales. El varón que se engancha con una mujer médium puede sentirse perdido agobiado o sin sentido en la vida y la busca para que ella se lo dé.


Si eres varón es útil e interesante analizar las relaciones más significativas que has tenido y checar que papel has jugado en ellas y que mujeres son con las que te has enganchado. Todo con la finalidad de ir creciendo como individuo y lograr ser mejor cada día y entablar relaciones más funcionales.

Cuando te enamoras perdidamente de alguien, ya lo hemos visto en otros de los artículos publicados, ves cualidades en esa persona que no tiene o que tiene pero que tú las exageras muchísimo y que además  consideras (erróneamente) que tú no tienes. Esa necesidad de encontrar el complemento o quien nos complemente es la que hace los enamoramientos tan fuertes y esclavizantes. Pero ya hemos hablado también en otro artículo que si optas por el camino del crecimiento interior dejarás de andar buscando en otro lo que sí tienes y además desarrollarás partes de ti que ni imaginabas.

Siguiendo el hilo conductor de los arquetipos femeninos, chequemos las cualidades básicas de cada uno de ellos:

La madre Cuida, protege, mima.
La amazona organiza, genera recursos.
La mariposa divierte, crea contactos sociales.
La médium intuye, es sabia y profunda.

Un hombre con muchas carencias afectivas en la infancia y que en su interior se siente desvalido, porque no ha trabajado en su crecimiento interior, buscará compulsivamente una madre.

Quien no haya trascendido la adolescencia, buscará una guerrera amazona.

Quien tenga dudas de su hombría posiblemente andará tras las mariposas para mostrarlas como trofeos.

Quien se sienta agobiado o perdido tenderá a una pareja medium que lo oriente y dé guía.


Se trata entonces de resolver individualmente las necesidades básicas, a fin de llegar entablar relaciones de pareja desde la completud, no desde la carencia. Entonces puedo relacionarme con el otro sin reclamos ocultos.

Quiero que sepas que según la etapa de la vida o según las personas con las que empatamos podemos tomar distintos papeles arquetípicos. Un ejercicio interesante sería que identifiques de tus relaciones de pareja más significativas que roles has jugado tú y que roles la otra persona. Claro que para este ejercicio no te pierdas la tercer parte de este artículo donde ahondaremos en los arquetipos masculinos según C. Jung.

En la tercera parte de este artículo comentaremos los arquetipos masculinos, no te lo pierdas!

Si te ha gustado este artículo y te parece útil compártelo.

Ramona Verónica Villeda Salinas
Pedagoga y psicoterapeuta

villedasalinas@gmail.com

BOTONES SHARE THIS