Ayuda Psicológica en Línea Web Oficial

martes, 30 de junio de 2015

¿Por qué cuando me decido a dejar de consumir cocaína me siento mal?

“Cuando se deja, la vida vale más, las pequeñas cosas valen más y tú mismo vales más, pero cuesta tanto dejarlo..., que nadie se engañe, esto mata, pero no sólo a la persona sino a todo lo que le rodea." –R.M.Z.

Cuando una persona toma la decisión de rehabilitarse, ya sea con la ayuda de tratamiento, grupo o simplemente dejando de consumir, aparecen un conjunto de síntomas que provocan malestar y que pueden llegar a ser los causantes de una recaída, a esto se le conoce como síndrome de abstinencia, considerado como un obstáculo para la recuperación del adicto. 


La gravedad de este síndrome depende del tipo de droga, del nivel de adicción y de la personalidad del adicto. Es pasajero, generalmente tiene poca duración, y en él se experimenta un estado de desgano motivacional y apatía.

Como acabamos de mencionar, el síndrome de abstinencia depende de ciertos factores, en este caso abordaremos el síndrome de abstinencia de acuerdo al tipo de droga, es decir el síndrome de abstinencia de la cocaína, algunas de sus características son:

Aparece a pocas horas o algunos días después de interrumpir o disminuir el consumo
Se experimenta un estado de ánimo triste, ansioso e irritable
Fatiga
Sueños vividos y desagradables
Insomnio o hipersomnia
Aumento del apetito o inhibición 
Se puede presentar incapacidad para experimentar placer y perdida de interés (anhedonía)
Deseo irresistible de consumir (craving)


El síndrome de abstinencia consta de 3 fases:
  • Fase 1. Crash, de 9 horas a 4 días. Al finalizar un consumo continuado de cocaína que pudo haber durado varios días, se produce el crash o estado de gran abatimiento que cursa con depresión, anhedonía, insomnio, irritabilidad, ansiedad y deseo de volver a consumir cocaína. El estado de fatiga se acentúa, de la anorexia inicial se pasa a la bulimia y del insomnio a la hipersomnia, y el deseo de consumir inicial va desapareciendo. Se pueden presentar ideas paranoides y de autolisis. 
  • Fase 2. Abstinencia, de 1 a 10 semanas. Se inicia a partir del quinto día después del último consumo de cocaína. Se puede presentar anhedonía, cierta disforia, anergia, ansiedad, irritabilidad, sensación de intenso aburrimiento y craving.
  • Fase 3. Extinción, de duración indeterminada. Recuperación del estado afectivo de base con una respuesta hedónica renormalizada. Los estímulos condicionados al consumo de droga pueden desencadenar un estado de necesidad y búsqueda de droga que precipita la recaída. El tratamiento de este síndrome no suele requerir medidas farmacológicas salvo en la aparición de sintomatología depresiva o ansiosa.

Una vez lograda la abstinencia, se es más fácil manejar el deseo de consumo y el pensamiento obsesivo, así mismo, se obtienen habilidades que nos pueden ayudar a manejar las situaciones de riesgo.

Cabe destacar que el síndrome de abstinencia se puede reducir a través de una correcta intervención que permita recuperar los procesos cognitivos y afectivos que han sido dañados, y en caso de ser necesario con la ayuda de tratamiento farmacológico.


Referencias

Martínez, J., Martín, A., Valero, M. y Salguero, M. (s/f). Síndrome de abstinencia. Hospital Regional Carlos Haya. Servicio de Cuidados Críticos y Urgencias. Málaga. Recuperado el 27 de junio del 2015, desde: http://www.medynet.com/usuarios/jraguilar/Manual%20de%20urgencias%20y%20Emergencias/mono.pdf


Te agradezco el haber visitado nuestro blog Ayuda psicológica en línea. No olvides que semana a semana seguiré publicando artículos relacionados con la Psicología de las adicciones, para ayudarte a comprender el problema de las drogas.
Contáctame vía correo electrónico: marthaleons22@gmail.com o mándanos tus comentarios y con gusto te atenderemos.
Psic. Martha León
Pachuca Hgo.

BOTONES SHARE THIS