Ayuda Psicológica en Línea Web Oficial

jueves, 30 de julio de 2015

¿Qué hago si mi círculo de amigos consume drogas?

“Empecé a consumirla en una fiesta, tras un desafío de un ‘buen’ amigo que dijo que yo era demasiado gallina para fumar mota y beberme un litro de cerveza. Yo tenía catorce años en aquel entonces. Después de 7 años de consumir drogas y beber, me encontré a mí mismo al final del camino siendo adicto. Ya no consumía más para sentir euforia, sólo consumía para sentir alguna apariencia de normalidad. Entonces empecé a tener sentimientos negativos sobre mí mismo y mis propias habilidades. Odiaba la paranoia. Odiaba que me miraran por encima del hombro todo el tiempo. Realmente odiaba no confiar en mis amigos.

Me volví tan paranoico que aparté de mi vida a todos y me encontré a mí mismo en un terrible lugar en donde nadie quiere estar: yo estaba solo. Me levantaba por la mañana, tomaba drogas y continuaba tomándolas durante el día”. —Paul

Muchas de las veces, nuestro sentido de pertenencia provoca que adoptemos cierto tipo de conductas, con la finalidad de querer formar parte de un grupo, comunidad o círculo de personas. En este artículo abordaremos algunos puntos que debemos de tener en cuenta antes de tomar la decisión de consumir drogas, y con ello sentirnos incluidos en nuestro círculo de amigos.


Es bien cierto que cada persona es responsable de sus actos, y cada quien es capaz de decidir por sí sola lo que hace y lo que no hace, y  muchas veces actuamos de tal forma para encajar en un grupo de personas, y sin pensar que para toda acción corresponde una reacción, es decir, no nos detenemos a pensar en las consecuencias de nuestros actos.

Las personas por naturaleza desarrollamos una actitud consciente con respecto a otras personas, con las que nos vemos reflejados por identificarnos con sus valores y costumbres. De tal modo que, la persona está dispuesta a defender su grupo y manifestar su inclusión.

Primero que nada debemos de tener en cuenta que una persona que consume drogas, no forzosamente tiene que ser una persona mala que no merezca nuestra amistad, pero hay que tener cuidado si esa persona insiste en darnos a probar de su droga, pues eso quiere decir que no es tan amigo como pensamos.


Ahora bien, si vemos que la mayoría de las personas que conforman nuestro círculo de amigos consumen drogas, y de cierto modo nosotros nos sentimos excluidos e incomodos porque no llevamos a cabo esa práctica, debemos ser conscientes y no dejarnos llevar por nada ni por nadie, puesto que si son personas que en verdad aprecian nuestra amistad, seguramente no hay razón para probar la droga, sino al contrario; y si alguien valora nuestra amistad será por lo que somos y no por lo que pretendemos ser.

De cualquier forma, nosotros mismos somos los que decidimos si consumimos o no, seguramente muchos de ustedes en algún momento han dicho “yo no tomo, solo cuando voy a fiestas” o “solo fumo cuando salgo con mis amigos” o “yo no me drogo, solo a veces con mis amigos”, todo eso indica que el querer pertenecer a nuestro grupo de iguales, está provocando que adoptemos conductas que no son propias y que solo lo hacemos para sentirnos parte de.

Es importante tener en cuenta que no vale la pena consumir drogas para sentirse bien un ratito y encadenarnos a algo el resto de nuestra vida, porque recordemos que una conducta nos lleva a otra, como el efecto dominó.

Si todo esto no es suficiente, hay otros motivos que debes de tener presentes antes de decidir consumir drogas, el Instituto Nacional sobre el abuso de drogas, menciona  que “el abuso de drogas es un comportamiento que se puede prevenir. Sin embargo, los efectos prolongados de las drogas en el cerebro pueden llevar a la drogadicción, que es una enfermedad crónica y recurrente del cerebro”.

Seguramente podemos pensar que no pasa nada si solo la probamos unas cuantas veces; pero debemos saber que nuestro cerebro está diseñado para asegurar que repitamos las actividades que nos producen placer, o que nos dan una recompensa o gratificación. Lo mismo pasa con las drogas, pues estas estimulan el mismo circuito (circuito de recompensa), lo que hace que aprendamos a abusar de estas sustancias.

También es importante tener en cuenta que para toda acción hay una reacción, en el caso de las drogas las consecuencias pueden ser:
  • Vulnerabilidad a más de 60 enfermedades 
  • Afectación en la memoria, concentración y el aprendizaje
  • Pueden desencadenar trastornos mentales
  • Vulnerabilidad a la perdida de bienes materiales
  • Desempleo
  • Violencia
  • Problemas con la ley
  • Discriminación
  • Accidentes
  • Bajo desempeño académico

Para concluir, no está de más mencionar que para que alguien más nos valore, debemos de valorarnos y cuidarnos nosotros mismos, no vale la pena un ratito de placer por un tiempo indeterminado de sufrimiento. Tú decides si caes.


Referencias

Instituto Nacional sobre el abuso de las drogas (2006). Hable con sus hijos sobre las drogas y sus abusos. Recuperado el 29 de julio del 2015, desde:
https://d14rmgtrwzf5a.cloudfront.net/sites/default/files/juventud.pdf


Te agradezco el haber visitado nuestro blog Ayuda psicológica en línea. No olvides que semana a semana seguiré publicando artículos relacionados con la Psicología de las adicciones, para ayudarte a comprender el problema de las drogas.
Contáctame vía correo electrónico: marthaleons22@gmail.com o mándanos tus comentarios y con gusto te atenderemos.
Psic. Martha León
Desde algún lugar de Pachuca Hgo.

BOTONES SHARE THIS