Ayuda Psicológica en Línea Web Oficial

viernes, 25 de septiembre de 2015

¡Estoy muy agotada emocionalmente por mi trabajo! ¿que tengo?


Estoy muy cansada, no del cuerpo, sino de la mente… no quiero ir más a trabajar. Mi jefe es insoportable y los dolores de cabeza y el insomnio ya no los aguanto….
Jessica. Ejecutiva financiera 33 años.



A mi consulta han llegado personas (a las cuales agradezco enormemente su confianza y de las cuales he aprendido mucho) con agotamiento nervioso, o neurastenia, que ahora es común diagnosticar con el nombre de Burn out, siempre y cuando sus síntomas estén relacionados con el trabajo o actividad laboral. 

Normalmente quien llega a padecer este síndrome, que enseguida mencionare sus características principales, es una persona que aprecia mucho su imagen y desea ser un excelente profesional. Son personalidades muy valiosas pues no saben hacer las cosas a medias ni de baja calidad. Sin embargo ese perfeccionismo les lleva a estar en constante presión y tensión mental.

Quienes han padecido agotamiento nervioso o Burn out, normalmente refieren las siguientes características físicas, emocionales y ambientales: 

Cansancio generalizado, que no desaparece al descansar
Dolores de cabeza intensos
Incapacidad de sentir placer o alegrarse con los acontecimientos que antes les daban placer.
Se sienten constantemente estresados, como si nunca les alcanzara el tiempo para lo que quieren hacer.
Insomnio
Mareos
Problemas en la piel
Mala relación con los compañeros y/o jefe
Ambiente laboral inadecuado tal vez acompañado de  una remuneración económica que se considera por el mismo individuo como insuficiente.
Estar en el trabajo más de ocho horas al día y con excesivas responsabilidades
Se vuelven indiferentes a lo que pasa en su trabajo, como si no les importara. Pero en realidad si les importa.
Sienten estar como en una cueva oscura o túnel negro


Generalmente el Burn out se presenta en las profesiones que tienen alto contacto con las personas, (médicos, psicólogos, educadores…) sin embargo también suele estar presente en otras profesiones.

Sea cual sean los síntomas, no es responsabilidad sólo del individuo, sino mucho del ambiente generado en las empresas, donde se exige cada vez más a los empleados, haciéndoles creer y sentir que por la paga que reciben deben estar disponibles más de doce horas al día. Actualmente se considera que hay una epidemia de Burn out en el mundo laboral.

Enseguida enuncio algunas de las características similares que suelen tener las personas que a mi consulta llegan con burn out:


  • Perfeccionismo
  • Alto aprecio a su  imagen personal frente a los demás.
  • Ponderación alta de lo laboral frente a las demás áreas de la vida
  • Refugiarse en el trabajo para no ver disfunciones en la pareja, la familia u otras áreas importantes
  • Miedo muy alto al “fracaso”

En muchas ocasiones han llegado a mi consulta personas que han sido medicadas para aminorar la intensidad de los síntomas físicos, sin embargo nunca tuvieron el apoyo psicológico para analizar qué les sucedía a nivel emocional.
Medicar a un individuo puede reducir o hasta eliminar los síntomas pero nunca hará la labor psicológica interna de entenderse y resignificar su propia vida, para crecer como persona. Lo cual puede llevar a sufrir en el futuro nuevas crisis del mismo tipo.



Ayuda muchísimo trabajar en terapia individual o grupal los siguientes aspectos:
1. Explorar sus creencias y sentimientos acerca de la perfección
2. Desmenuzar las vivencias relacionadas con la búsqueda de la perfección
3. Hablar y reflexionar acerca de los aspectos que lo hacen valioso ante sus propios ojos
4. Tomar claridad de sus fortalezas y puntos débiles
5. Ir teniendo claro sus puntos ciegos, que el terapeuta le puede ayudar a ver en el transcurso del trabajo psicológico.
6. Tomar las cosas con más distancia
7. Establecer objetivos realistas y Planificar el tiempo
8. Buscar el equilibrio entre lo laboral y lo personal (retomar ejercicio, hobbies, actividades familiares)
9. Darse la oportunidad de fallar y no por ello sentirse tremendamente mal
10. Lograr verse como un individuo falible y con dignidad por el hecho simple de ser Ser Humano
11. Trabajar con su autoestima, con los estándares tan altos que se pone a sí mismo y lo llevan a auto exigirse mucho.
12. Reflexionar sobre su necesidad de querer complacer a todo el mundo.
13. Darse cuenta que ha hecho lo mejor que ha podido con los recurso que ha tenido.
14. Reflexionar las conductas aprendidas desde pequeño en donde se era valioso ante los padres por los logros, y si no había logros no se era valioso.
15. También ya al final de la terapia revalorar si quiere seguir su vida profesional en el tipo de empresa donde se le ve como un número nada más. Dando su fuerza laboral a costa de lo que sea incluso su salud física o mental.



El capitalismo desmedido y a ultranza es un semillero de Burn out, pues antes que el ser humano está la productividad.

El trabajo psicológico después de un evento discapacitante como el Burn out es muy enriquecedor. Si el paciente está en la disposición de explorarse y también si recibe la atención adecuada de un profesional de la salud mental, que no solo le medique para bajar los síntomas.

Espero que esta información sea de utilidad y si es así la puedas compartir. Un saludo cordial.

Ramona Verónica Villeda 
Pedagoga y Psicoterapeuta
v_villeda@hotmail.com
villedasalinas@gmail.com

BOTONES SHARE THIS