Ayuda Psicológica en Línea Web Oficial

jueves, 23 de octubre de 2014

¿Por qué se ha vuelto una moda la expansión del lóbulo en la oreja?

Dicen que es un vicio imparable. Un desafío para el cuerpo. Una especie de reto con uno mismo. Si de modificación corporal se trata.

La técnica viene de lejos, pues los faraones egipcios usaban la expansión del lóbulo de la oreja como símbolo de rango y elevación espiritual, pero ahora ha cruzado las telarañas del tiempo para ponerse de moda entre los jóvenes. Es lo último en modificación corporal, y una de cada tres perforaciones solicitadas son ya de este tipo pese a que son irreversibles al llegar a unos 4 milímetros.

Los expansores o dilatadores a día de hoy se hacen por motivo estético más que simbólico como un piercing más, generalmente en las orejas, aunque en la antigüedad podemos encontrar diferentes significados de esta modificación corporal. Es una modificación que era practicada por lo indígenas, diversas tribus en Africa, Asia, Sudamerica y otros lugares repartidos por todo el mundo, por motivos culturales, religiosos y tradicionales.



Sea lo que sea, expandir el hueco del lóbulo de la oreja es una tendencia en la modificación corporal que viene siendo cada vez más popular. Se trata de simplemente ir colocando gradualmente objetos cada vez más grandes dentro del hueco que tenemos en nuestra oreja para colocar aretes. El proceso es simple y casi indoloro, pero puede dejar graves consecuencias a largo plazo, pues si algún día te arrepientes debes someterte a costosas cirugías estéticas para recomponer el órgano dañado.



Son muchas las determinantes que pueden orillar a una persona a tomar la decisión de tatuarse o perforarse.

Como ente social, nuestro primer contacto con el entorno es la familia. El sentido de pertenencia tiene que ver con la socialización, con el contexto en el que está inmersa la persona. Toda forma parte del núcleo familiar y si no hay una buena relación, se buscará la manera de pertenecer a otro grupo. A partir de ahí, aparece esa inquietud, tratando de seguir los pasos de un grupo para poder formar parte de el.

Otro factor que puede llevar a los jóvenes a tomar esa decisión, es el querer llamar la atención, pues al no sentirse queridos o apoyados por su familia, buscan ganársela con un tatuaje o alguna perforación.

Por muchos, esta cultura no es bien vista, pues creen que sólo se están haciendo daño, buscando, de una u otra manera, desafiar a los padres. Además, en muchas ocasiones, ya sea por la apariencia o por lo que proyectan como personas, se les relaciona con las drogas y el alcohol.

Una persona decide tatuarse por muchas razones. Para representar un punto importante en su vida, para no olvidar o seguir recordando algo o alguien, para rebelarse y ser diferente, para demostrar intereses y hasta para comenzar una conversación, pues te cuestionan acerca de las razones por las que te lo hiciste, si dolió o no y conocer un poco más acerca del proceso.





En mi opinión, esto no es algo que yo me haría. No me parece atractivo, sino más bien una forma de llamar la atención.

Pero sobre gustos no hay nada escrito.

BOTONES SHARE THIS